JEP devuelve a la Corte, nueva investigación contra Exsenador Musa Besaile por denuncia de Representante de Funtierra, Tania Otero.

  • En el proceso fue reconocida como víctima Tania Otero, Representante legal de Funtierra Rehabilitación IPS, por un supuesto complot del Exsenador para que la Fiscalía ordenará su captura con el fin de desviar las investigaciones que adelanta ese organismo judicial.

 

  • De acuerdo al apoderado de la Parte Civil, José Marimón Pianeta, esta es una importante decisión para que se haga justicia a favor de su patrocinada Tania Otero.

 

Bogotá.  La Sección de Apelación de la JEP, decidió romper la unidad procesal dentro de la investigación adelantada contra el Exsenador Musa Abraham Besaile Fayad, por los delitos de Cohecho  y peculado y enviar copias del expediente a la Corte Suprema de Justicia, para que la Sala de Juzgamiento continúe adelantando la etapa del juicio por el delito de Peculado por apropiación.

Con base en esta decisión, Cristina Lombana, Magistrada de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, decidió incorporar lo resuelto por el Tribunal de la JEP a la investigación que adelanta contra el Exsenador Besaile y en la que se reconoció como víctima a la Representante Legal de la empresa Funtierra Rehabilitación I.P.S., Tania Otero Arroyo y como su apoderado legal al doctor José Marimón Pianeta.

Como se recordará, el 6 de octubre de 2017, la periodista Vicky Dávila a través del noticiero de las 12 del día de la emisora La W Radio, dio a conocer las grabaciones aportadas por la DEA a la Fiscalía General de la Nación, de las conversaciones del exgobernador Alejandro Lyons Muskus y su defensor Leonardo Pinilla, en la que este último afirmó que el exsenador Musa Besaile, orquestó un complot con el exdirector de la Unidad Anticorrupción de Fiscalía Luis Gustavo Moreno, con el fin de expedir una orden de captura contra Tania Otero para, supuestamente, desviar una investigación en favor de otra persona a la que identifican como “Yolima”, quién se presume que es Yolima Rangel, propietaria de Crecer y Sonreír I.P.S., a la que por estos hechos la Fiscalía le adelanta investigación penal en la que, al parecer, le impuso medida de aseguramiento de detención domiciliaria.

A raíz de esta información el Dr. Eduardo Padilla Hernández entabló la denuncia correspondiente por tráfico de influencias y un posible cohecho, ante la Corte Suprema de Justicia, contra Besaile Fayad.  Posteriormente la Corte, reconoció como víctima en el proceso a su esposa Tania Otero Arroyo, representada legalmente por el abogado José Marimón Pianeta.

Además de Besaile Fayad, también se encuentran denunciados penal y disciplinariamente los auditores de la Contraloría General de la Nación de Córdoba y la exgerente Alba Posada Lerech, por una larga serie de irregularidades y un posible favorecimiento para archivar la investigación fiscal contra Crecer y Sonreír I.P.S., y sancionar fiscalmente a Funtierra I.P.S.

En su momento, la supuesta orden de captura contra Tania Otero, se regó como pólvora en la ciudad de Montería, con base en las publicaciones hechas el 5 de junio de 2017, en la cuenta de twitter por el personaje que se esconde tras el seudónimo de “Juan de los Charcos”: “esta semana le dijeron a Juan que se le esporrondiga el tema al gordo de las terapias Eduardo Padilla y Doña Tania Otero. Plop”.

Un mes después, el 1 de julio de ese año, el mismo personaje publicó en esa cuenta: “Lo que no deja dormir a Eduardo es que la bonita Tania Otero sería la presa. Parale bola bueno pues. Plop”

Pero con lo que no contaba esta empresa criminal es que, hoy  día, los patrocinadores de estas cuentas de twitter, son los que están investigados, algunos detenidos y otros ad portas de una condena y las respectivas sanciones al pago de daños y perjuicios.

Para el abogado José Marimón Pianeta, representante de la parte civil, la decisión del Tribunal de la JEP y la Magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Cristina Lombana, es un gran paso para el reconocimiento y restablecimiento de los derechos al buen nombre y honra de su cliente Tania Otero Arroyo y de su empresa Funtierra Rehabilitación IPS.

Deja un comentario