La llave de la gradualidad y las medidas la tienen los ciudadanos: Alcalde Ordosgoitia.

Montería.  La disciplina y la cultura del autocuidado con la adopción y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, así como los indicadores de disponibilidad de camas en la red hospitalaria y la curva de crecimiento del virus, orientarán las medidas y decisiones que se tomen para mitigar el coronavirus en Montería.

Así lo confirmó el alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin, quien aseguró que la sanción social y la veeduría son claves para la nueva fase del aislamiento preventivo que inició este lunes 1 de junio con la apertura de nuevos sectores de la economía.
Nueve mil seiscientos veintisiete personas circularon en los cuatro centros comerciales de la ciudad que abrieron sus puertas ayer; mientras que en el horario pico en estos espacios, hubo 2.060 personas. “Nuestro equipo GEVI- Grupo Especial de Vigilancia está verificando en campo el cumplimiento de los protocolos en los centros comerciales por ser sitios donde convergen varios servicios que desde ayer están disponibles. Quienes no cumplan serán cerrados; invitamos a los ciudadanos a que apliquen la sanción social para los que incumplen”, dijo el mandatario.
Hasta la fecha, se han recibido 14 denuncias a través de la plataforma Curbamonteria.com, de las cuales se han atendido 11. “Muchos usuarios denuncian a través de redes sociales, los invitamos a hacerlo a través de este medio que tenemos en línea y en tiempo real, aportando las evidencias. Es solo ingresar a la pestaña de secretaría de planeación y reportar, todos somos veedores”, explicó al alcalde.
El mandatario reiteró que el uso del tapabocas es obligatorio; “el tapabocas no incomoda y es uno de los elementos que brindan protección y disminuyen el riesgo de contagio”. Agregó que el distanciamiento físico y el lavado de manos complementan las medidas de bioseguridad. “Es una triada que debemos cumplir todos, Monteriano cuida a Montería, la responsabilidad es de todos”, afirmó Ordosgoitia.