Sorprendente: La Dexametasona puede aliviar a pacientes de Covid-19.

Inglaterra.  Según un estudio de la Universidad de Oxford divulgado este martes, al parecer, La dexametasona, un esteroide barato y de fácil acceso en todo el mundo, puede ayudar a salvar vidas de pacientes graves de coronavirus,

Científicos de la Universidad afirman haber obtenido la primera prueba de que un fármaco mejora las posibilidades de sobrevivir al COVID-19. El estudio se basa en una prueba amplia y estricta que suministró el medicamento a 2.104 enfermos escogidos al azar, a los que comparó con 4.321 enfermos que recibieron el tratamiento habitual.

Se les suministró por vía oral o intravenosa. Después de 28 días, el medicamento redujo en un 35% las muertes de enfermos que requirieron tratamiento con respiradores y en un 20% de los que solo requirieron oxígeno. Aparentemente no ayudó a los enfermos menos graves.

Los investigadores, que contaron con la colaboración del Servicio Nacional de Salud británico (NHS), suministraron la droga a más de 2.000 pacientes gravemente enfermos, con resultados alentadores: según los resultados preliminares, un tratamiento a dosis bajas del fármaco redujo las muertes en un 35% entre los que respiraban con la ayuda de un ventilador, y en una quinta parte en otros pacientes que solo recibían oxígeno.

La dexametasona, que se utiliza normalmente para tratar diversas reacciones alérgicas, así como la artritis reumatoide y el asma, es un antiinflamatorio, y se está empleando en el considerado mayor ensayo clínico del mundo, donde se experimenta con tratamientos existentes para otros males con el objetivo de ver si también funcionan para combatir el coronavirus.

“Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance”, ha afirmado el investigador principal del estudio, Peter Horby, que también es profesor en el Departamento de Medicina de la Universidad de Oxford.

“La dexametasona es barata, está en la estantería, y puede ser usada inmediatamente para salvar vidas en todo el mundo“, agregó el experto. Según estimaciones de los investigadores, si ese fármaco hubiera estado disponible en este país desde el principio de la pandemia, se habrían podido salvar hasta 5.000 vidas.

Diecinueve de cada veinte pacientes que contraen la enfermedad mejoran sin tener que ser hospitalizados, el fármaco se dirige a aquellos que tienen dificultades aun en el hospital. Los números de la pandemia señalan que alrededor de un 40% de los pacientes que requieren ventilación termina muriendo, a menudo por la respuesta inflamatoria incontrolada del cuerpo al virus.

Martin Landray, otro de los científicos involucrados, señaló que los hallazgos sugieren que de cada ocho pacientes tratados que precisan de respiración asistida por ventiladores mecánicos, se podría salvar una vida. En cuanto a los que necesitan abordaje con oxígeno, se salva uno de cada 20-25, agregó.

“Hay un claro beneficio. El tratamiento consta de diez días de Dexametasona y cuesta unas 5 libras (5,5 euros) por paciente. Así que esencialmente cuesta 35 libras (38 euros) salvar una vida. Es un fármaco que está disponible en todo el globo”, remarcó Landray.

El experimento, que contó con un grupo de control de 4.000 pacientes, no demostró que la dexametasona ayude a pacientes con síntomas leves de coronavirus y que no necesiten asistencia para respirar.

Es el mismo estudio que demostró semanas atrás que el fármaco para la malaria hidroxicloroquina no es eficiente contra el coronavirus. El estudio abarcó a más de 11.000 enfermos en Inglaterra, Escocia, Gales y e Irlanda del Norte a los que se dio el tratamiento estándar o éste más uno de varios tratamientos: la combinación de medicamentos para VIH lopinavir-ritonavir, el antibiótico acitromicina, el esteroide dexametasona, el antiinflamatorio tocilizumab o plasma de convalecientes de COVID-19 que contiene anticuerpos para combatir el virus.