Un gobierno al servicio del pueblo.

 

 

 

 

Por Efraín Díaz Aguilar. Abogado. Twitter:  @VALLEFRA

 

Nayib Bukele ¿Será la próxima víctima del imperialismo norteamericano? Dentro de poco lo veremos en los titulares de los noticieros de las grandes cadenas de televisión de la derecha internacional, acusado de corrupto, narcotraficante o dictador; tengan la absoluta seguridad que será perseguido despiadadamente y sufrirá el mismo bloqueo económico que hoy soportan Venezuela, Cuba y Nicaragua, acusado de comunista, socialista o castrochavista, de eso estoy seguro, a menos que sea un experimento utilizado por el imperio ante el desprestigio que tienen a nivel mundial.

¿Cuál es su pecado? Plantear un gobierno de cara a la sociedad y no de las multinacionales, es decir, no acatar las orientaciones del imperialismo Yanqui. Uno de los grandes “pecados” que ha cometido este mandatario, ha sido colocar la salud al servicio del pueblo salvadoreño, de manera gratuita, esa osadía no se la perdonan los gringos o los grupos económicos internacionales dueños del negocio de la salud en el mundo.

Acaba de inaugurar un Hospital construido en solo 100 días, dotado con tecnología de punta, se llama Hospital El Salvador y prestará los servicios de: Radiología e imágenes, área de alimentación, farmacia, anestesiología e inhaloterapia, medicina critica, enfermería, laboratorio clínico, banco de sangre, trabajo social, almacén y bodega, morgue, área de descanso para el personal médico, seis subestaciones eléctricas, seis plantas eléctricas, acueducto propio y mil unidades de cuidados intensivos.

¿Qué hospital en Colombia tiene mil camas para cuidados intensivos? Ni los hospitales de la oligarquía están tan bien dotados y con tecnología de punta como este que acaba de inaugurar Bukele, la salud es uno de los mejores negocios que hay en Latinoamérica, jamás el imperio aceptará que El Salvador sea la excepción.

Este país ha sido uno de los pocos de Latinoamérica que ha combatido de manera eficiente la pandemia, su presidente ha tomado medidas en beneficio del pueblo, suspendió el pago durante tres meses para toda la población de servicios públicos básicos como agua, luz e incluso internet y entregó un bono de US$300 para compensar la carencia de ingresos durante la crisis, especialmente para aquellos que se dedican al comercio informal mientras que en Colombia la ayuda fue para los grupos económicos y los grandes almacenes de superficie.

Cuando comencé a escribir este articulo el 24 de junio de 2020, no tenía ni idea que ya el libreto estaba en ejecución; 500 personalidades de lo más rancio de la derecha internacional, son los encargados de abonar el terreno para que el imperio entre en acción, entre estas se encuentran los más rancio de la oligarquía colombiana: Andrés Pastrana, Cesar Gaviria, Juan Manuel Santos y Humberto de la calle; ellos firmaron una carta abierta en donde denuncian unos “regímenes autoritarios” como el de El Salvador, que están “aprovechando” la crisis de la pandemia para silenciar a sus críticos poniendo en “peligro” la libertad, la salud y la dignidad de las personas.

En dicho escrito nada se dice de Colombia, aquí el presidente, amparado en la Emergencia Económica, ha emitido decretos como La Hipoteca Inversa o la venta de Ecopetrol; Duque ha aprovechado la pandemia para ampliar sus poderes y socavar los derechos del pueblo para, sin autorización del congreso, expedir leyes a su antojo; por ejemplo, en Cartagena el Alcalde, que no es de sus afectos, será una figura decorativa, las obras de infraestructura las harán a través de un comité que manejará UN BILLON NOVECIENTOS MIL MILLONES DE PESOS y el representante legal será del Centro Democrático nombrado por el Presidente de la Republica; eso mismo harán en aquellos Departamentos como el Magdalena, en donde está al frente un gobernador Progresista como Carlos Caicedo, en Cali, Medellín o Bogotá, de esta manera, cobijado en el COVID 19, tratarán de recuperar el terreno perdido.

Mientras al pueblo lo tienen confinado, aguantando hambre a través de Toque de Queda, Ley Seca, Pico y Cédula o Pico y Género, el presidente de Colombia continua a paso agigantado la deforestación de los terrenos baldíos para utilizarlos en la ganadería extensiva; para el fracking y el asesinato de los líderes sociales no ha habido cuarentena, de esto nada dijeron los firmantes de dicho documento, hasta que no terminen de acomodarse, el aislamiento no cesará.

Iván Duque es el gobernante ideal que necesitan los gringos para expandirse en todo el mundo, genuflexos ante ellos, pero verdugos contra su pueblo; ya se prepararon con un ESMAD dotado de tanquetas y armas sofisticadas porque saben que después de la pandemia, la cosa será a otro precio.